Ayer, viernes 4 de junio, tuvo lugar la primera asamblea del PSOE de la agrupación local de Calp después de un largo periodo de inacción en el que nos ha mantenido el COVID


Empezamos la reunión con un recordatorio de nuestra compañera Ascen, cuyo recuerdo estuvo presente durante toda la reunión.

Llegamos a la triste conclusión que en Calp es posible conseguir grandes proyectos pese al PP, y no gracias a él. Recientemente se pudo implantar un nuevo ciclo de Formación Profesional que brindará interesantes oportunidades laborales a muchos jóvenes calpinos. El mérito está en la buena voluntad de todos los organismos involucrados: la nueva gerencia del IES Ifach, Creama, la cofradía de pescadores, y por supuesto, la consellería de Educación que ha avalado la propuesta. La reflexión fue, que el ayuntamiento, gobernado por el PP y C’s, no ha estado involucrado de manera decisiva en este proyecto, y quizás, justamente por esto, haya podido ver la luz exitósamente.

Es una reflexión dolorosa, saber que el actual gobierno local, estará satisfecho tanto si se hacen las cosas, porque se atribuyen el proyecto, o si no se hacen, porque podrán culpar a Consellería o Gobierno central, hacer desgaste para ocupar ese mismo lugar. Una situación en la que al saberse victoriosos sea cual sea el resultado invierten las energías mínimas, aunque se trate de servicios esenciales para el municipio, ellos no creen en lo público, en la igualdad de condiciones o en la solidaridad.

Lo que para los socialistas calpinos es la vertebración del estado del bienestar, la base de la igualdad social y la convivencia del municipio: el segundo instituto, la pasarela sobre la N332, la ampliación del centro de salud, el servicio de ambulancias, para el PP han sido armas arrojadizas para atacar las instituciones que ellos no gobiernan.

El Ciclo de formación profesional salió adelante porque no fue necesaria la intervención esencial del equipo de gobierno local. Para el segundo Instituto, la ampliación del centro de Salud o el servicio de ambulancias sí que hace falta, y quizás por eso están estancados, todo lo que no se les lleve en bandeja de plata, es desdeñado, retrasado o ignorado. ¿Acaso no podrían haber construido a iniciativa propia una pasarela sobre la N332 si les hubiera interesado? Cuesta menos que el Club Social de la Manzanera, para eso sí hubo gansa, presupuesto y voluntad política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *