La moción de apoyo a Ucrania que el PP y C’s votaron en contra

Reproducimos aquí la moción integra que presentó el PSOE calpino el pasado pleno del 14 de marzo, con el fin de promover un rechazo institucional a la situación de guerra y lanzar un mensaje de solidaridad unificado desde el Ayuntamiento.

Desconocemos las razones reales por los que el PP calpino y sus socios de gobierno votaron en contra. Las intervenciones para motivar el voto negativo fueron tan surrealistas que merecerán una entrada aparte, con el respaldo en vídeo de los argumentos esgrimidos. Argumentos que, de momento, no repetiremos aquí por su carácter esperpéntico.

MOCIÓN DEL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA PARA LA CONDENA POR LAS AGRESIONES RUSAS A UCRANIA   

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS 

En el marco del colapso interno de la URSS, el parlamento de la República Socialista Soviética de Ucrania firma la Declaración de Soberanía Estatal de la RSS de Ucrania, en la cual quedaban recogidos los principios de la autodeterminación de la nación ucraniana, siguiendo la estala de la Declaración de Soberanía Estatal de la RSFS de Rusia, cuyo parlamento se pronunció un mes antes en los mismos términos. El 24 de agosto de 1991, después del intento de golpe de Estado en la URSS para derrocar el gobierno de Mijaíl Gorbachov, el parlamento ucraniano aprueba el Acta de Declaración de Independencia de Ucrania, seguido de la celebración de un referéndum nacional el 1 de diciembre con un resultado abrumador por la independencia del 90% de los votos. Acababa de nacer el estado ucraniano independiente que conocemos hoy en día como Ucrania, en forma de una república y con un sistema democrático. 

En 1997 se rubrica en Kiev el tratado de Amistad, Cooperación y Asociación entre la Federación de Rusia y Ucrania donde ambos países se comprometían a resolver sus controversias por la vía pacífica y diplomática, y basaban sus relaciones en los principios del respeto mutuo, la igualdad soberana, la integridad territorial y la inviolabilidad de sus fronteras. En 2013 y como consecuencia del resultado de procesos electorales, Ucrania experimenta episodios convulsos de protestas entre las facciones prorrusas y europeístas de Ucrania. El conocido como Euromaidán fue el despertar europeísta del pueblo ucraniano para que el presidente Yanukovich diese marcha atrás en su intento deshacer el acuerdo de asociación entre Ucrania y la Unión Europea. Las manifestaciones sociales terminaron con el exilio del presidente y la convocatoria de elecciones presidenciales en mayo de 2014. A partir de este momento se suceden los episodios de anexión de Crimea por Rusia y la declaración de independencia por parte de los parlamentos regionales de Donetsk y Lugansk. Ucrania ha intentado, sin éxito, acercarse más a la Unión Europea y al bloque de democracias occidentales del continente, siempre con las presiones desestabilizadoras de la vecina Rusia que intervino directamente en la guerra civil que se sucedió en las regiones rusoparlantes del país.  

El 24 de febrero y después de semanas de escalada de tensiones y la acumulación de tropas y material bélico en las fronteras rusas, la República Federativa de Rusia lanza una invasión sin previa declaración de guerra sobre la región del Donbás, bombardeando el conjunto de ciudades ucranianas. Centenares de muertos y heridos y más de medio millón de civiles ucranianos desplazados que se han convertido en refugiados, un escenario de destrucción permanente y un drama humano que Europa no había experimentado desde 1945 y la Guerra de los Balcanes. Hemos sido testigos de la brutalidad de un conflicto perpetuado por un país autocrático que se niega a respetar los derechos humanos y las garantías que ofrecen los sistemas democráticos y constitucionales. La respuesta europea ha sido rápida y contundente, siendo coherente con los principios fundacionales y alzando una única voz que ha supuesto el despertar de una comunidad política dispuesta a defender la libertad y la paz por las que tantas personas dieron su vida. Con la prohibición de las transacciones con el Banco Central de Rusia, la expulsión de las grandes entidades financieras del programa SWIFT, el cierre del espacio aéreo europeo y el incremento de sanciones económicas sobre la economía rusa y por primera vez en la historia, el paquete de apoyo por valor de 500 millones de euros para financiar equipos y suministros a las Fuerzas Armadas de Ucrania y la aplicación, que nunca se había producido en el seno de la UE, de la Directiva de Protección Temporal para acoger a los desplazados y refugiados, la Unión Europea ha presentado una acción política de primer nivel para dar respuesta a los anhelos colectivos de pertenencia comunitaria al pueblo ucraniano. Por su parte, el Gobierno de España, como Estado Miembro, se ha preparado para recibir las personas refugiadas que huyen del conflicto en su tierra y se ha posicionado junto a la Unión Europea en la condena al conflicto y el envió de material a la resistencia ucraniana para la defensa de su país. No hay fisuras en la lucha contra la opresión. 

Esta semana, el Consell de la Generalitat Valenciana, la Federación Valenciana de Municipios y Provincias y la Delegación del Gobierno han acordado 10 puntos clave para convertir a la Comunidad Valenciana en un corredor de ayuda humanitaria: movilización de material farmacéuticos, activación del Fondo de Emergencia con 2 millones de euros, asesoramiento jurídico gratuito en los Colegios de Abogados para ayudas a los refugiados que lleguen a la Comunitat, la habilitación de una línea del 112 para la atención exclusiva a personas afectadas por el conflicto, el envío de camas hospitalarias a Ucrania, la habilitación de un SIP provisional y simplificado para garantizar la atención sanitaria a los refugiados; y el establecimiento de mecanismos de coordinación y un dispositivo para canalizar y centralizar la ayuda humanitaria a través de la FVMP.  

La agresiónn rusa es una agresión a todo un sistema de valores que se fundamentan en la libertad y la convivencia y el progreso. Las instituciones democráticas deben ser claras con el rechazo y la condena enérgica de una invasión bélica que viola el derecho internacional y posicionarse, de forma explícita, a favor del pueblo ucraniano que hoy ha visto como la esperanza de tener una vida en paz y libertad se rompía con las primeras explosiones. Las instituciones democráticas europeas, hoy más que nunca, deben respaldar la voluntad del pueblo ucraniano que expresó en las calles que no toleraban la tutela de ningún país tercero para decidir sobre su propio futuro, una voluntad popular que enarboló la bandera de la Unión Europea y puso todos los valores y principios que ella representa en la Maidán de Kiev, la Plaza de la Independencia, aquel noviembre de 2013.  

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN 

  1. Proponemos al pleno de la corporación la Condena en los términos más enérgicos la agresión militar ilegal, no provocada e injustificada de la Federación de Rusia contra Ucrania y la invasión de Ucrania, así como la participación de Bielorrusia de la misma. 
  2. Exigimos a la Federación de Rusia que ponga fin inmediatamente a todas las actividades militares en Ucrania, retire incondicionalmente todas las fuerzas y equipos militares y paramilitares de todo el territorio de Ucrania y respete plenamente la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente; 
  3. Instamos a un alto el fuego inmediato e incondicional; que los canales de comunicación con Rusia sigan abiertos y que las partes interesadas estén preparadas para el diálogo y las negociaciones hasta que entre en vigor un alto el fuego y se ponga fin a la guerra 
  4. Exigimos al Consejo y la Comisión que dediquen una financiación extraordinaria a Bulgaria, Eslovaquia, Polonia, Hungría, Rumanía y Moldavia que, con su enfoque activo, han permitido dar una respuesta humanitaria de primer nivel a las miles de personas que huyen de sus casas, para poder llevar a cabo estas tareas adecuadamente, así como que no suspendan el acuerdo de exención de visados con Ucrania. 
  5. Instamos a todos los Estados miembros que admitan a los no nacionales ucranianos que huyen del conflicto y la guerra como objetores de conciencia desde Rusia y que respeten los derechos fundamentales de todos los solicitantes de asilo que buscan seguridad en la Unión, con independencia de su nacionalidad.  
  6. Instamos a la Unión Europea a ampliar el ámbito de aplicación de las sanciones a Rusia para debilitar estratégicamente su economía y base industrial, en particular el complejo militar-industrial, y su capacidad futura para amenazar la seguridad internacional, así mismo pedimos que las sanciones se extiendan a Bielorrusia por su apoyo directo a la invasión rusa de Ucrania. 
  7. Instamos a la Unión Europea a que se restrinja la importación de los bienes de exportación rusos más importantes, incluidos el petróleo y el gas; que se prohíban las nuevas inversiones de la Unión en la Federación de Rusia, así como las nuevas inversiones rusas en la Unión; que se bloquee el acceso de todos los bancos rusos al mercado financiero europeo, que se excluya a la Federación de Rusia y a Bielorrusia del sistema SWIFT y de cualquier medio alternativo que pueda ser utilizado como elusión de las sanciones financieras; que se prohíba el acceso a la contratación pública de la Unión; que se vete la exportación al mercado ruso de productos de alta tecnología y estratégicos; que se bloquee o retire la financiación de todos los programas de cooperación con Rusia; que se cierren los puertos de la Unión a los buques rusos y se deniegue el acceso a todos los puertos de la Unión a los buques cuyo último o siguiente puerto de escala se encuentre en la Federación de Rusia, salvo en caso de razones humanitarias justificadas y necesarias; apoyamos el cierre del espacio aéreo de la Unión pero pedimos sanciones similares para Bielorrusia; 
  8. Instamos a la Unión Europea a la creación de  un instrumento específico dedicado a la lucha contra la corrupción que posibilite la rápida adopción de sanciones selectivas contra personas responsables de corrupción y que los Estados miembros y los países aliados con programas de residencia para inversores rusos examinen a todos los beneficiarios y revoquen los atribuidos a personas y empresas sancionadas; pedimos que se apliquen y hagan cumplir las normas vigentes en materia de lucha contra el blanqueo de capitales y exigimos transparencia en relación con los fondos depositados o gastados en la Unión por la élite rusa. Expresamos nuestra extrema preocupación ante la alianza de los partidos de extrema derecha representados en el Parlamento Europeo y el partido gobernante ruso y por su impacto en nuestras democracias, así como por la financiación extranjera encubierta de partidos, personas y movimientos dedicados a la fragmentación social y la desestabilización de la Unión; 
  9. Expresamos nuestro reconocimiento y apoyo a los ciudadanos rusos y bielorrusos que han salido a las calles en los últimos días, arriesgando su propia seguridad, para condenar la guerra iniciada en nombre de la Federación de Rusia y apoyada por el dictador ilegítimo de Bielorrusia, condenamos la detención de miles de manifestantes pacíficos y pedimos su liberación inmediata. 
  10. Apoyamos la suspensión de la participación de Rusia en eventos internacionales culturales y deportivos y pedimos la suspensión de la participación de Rusia en todos ellos.  
  11. Pedimos a la Unión Europea y a sus Estados miembros que colaboren con los organismos internacionales para recabar pruebas y apoyar y promover la investigación de la Corte Penal Internacional en relación con cualquier crimen de guerra cometido en el territorio de Ucrania desde el 20 de febrero de 2014 y en adelante, con el fin de llevar ante la justicia a Vladímir Putin y Aliaksandr Lukashenka; 
  12. Apoyamos las decisiones adoptadas por el Gobierno de España en materia de acogida de refugiados y salvaguarda de la vida de las personas desplazadas del conflicto en el marco de la aplicación de la directiva europea, así como en la decisión de sumarse al envío como Estado Miembro de material y equipo para las Fuerzas Armadas de Ucrania. 
  13. Apoyamos la decisión del Consell de la Generalitat Valenciana para convertir a la Comunitat en un Corredor Humanitario, así como damos respaldo como Administración Local al acuerdo alcanzado en materia de solidaridad para el pueblo ucraniano. 
  14. Dar cuenta al Gobierno de España y al Consell de la Generalitat Valenciana de este acuerdo

Post Scriptum.

REMARCAR EL IMPACTO DE LA CRISIS EN UCRANIA EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

Datos 2021 de los flujos comerciales entre la Comunitat Valenciana y Ucrania y  entre la Comunitat Valenciana y Rusia 

  • EXPORTACIONES DE LA CV A UCRANIA: 92,5 millones 
  • IMPORTACIONES DE LA CV DE UCRANIA: 245,3 millones
  • EXPORTACIONES DE LA CV A RUSIA 260,4 millones 
  • IMPORTACIONES DE LA CV DE RUSIA 377,4 millones 

La consecuencia principal para el tejido empresarial e industrial valenciano es la genérica que está afectando a toda la economía: el incremento del coste de la energía.  

Además, el sector del calzado y la cerámica sufren consecuencias más directas por la importación de materias primas desde Ucrania. En el caso del calzado, piel, y en el de la cerámica, arcilla.  

Los empresarios han trasladado esta semana a la Generalitat la necesidad de que tanto el Gobierno y la Generalitat arbitren ayudas para paliar la crisis.  

El Consell ya ha habilitado una línea de crédito de 10 millones de euros del Instituto Valenciana de Finanzas (IVF) para empresas valencianas que operen en los países afectados y necesiten hacer frente a facturas pendientes. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *