ANA SALA ARREMETE CONTRA EL CONSELL POR LOS CONTROLADORES DE PLAYAS PERO EVITA DAR EXPLICACIONES SOBRE EL DESCUADRE DE CUENTAS

El equipo de gobierno guarda silencio sobre los mecanismo de contratación y la gran diferencia entre el personal contratado y el coste final de 188.000 euros

  • El Ayuntamiento niega rotundamente haber participado en los procesos de selección
  • El PSOE sigue esperando el expediente de contratación solicitado hace 10 días
  • Los 188.000 euros darían para contratar a 30 personas durante 3 meses

Mientras la alcaldesa aprovecha las redes sociales para lanzar duras críticas contra las contrataciones del personal informador de playas realizadas por el Consell, por otro lado presume de la eficacia de los “controladores propios” que el Ayuntamiento contrató a través de una empresa externa por la nada desdeñable cantidad de 188.000 euros. 

Desde el PSOE capino, ante la polémica que suscitó la notable diferencia entre el coste empresa y el personal contratado hemos solicitado acceso al expediente para conocer todos los detalles de la licitación. Hasta la fecha no hemos recibido respuesta.

Otro detalle llamativo son los mensajes públicos que lanzan desde el equipo de gobierno sobre las bonanzas de las contrataciones de lo que Ana Sala llama “controladores propios” sin especificar en ningún momento de qué forma se ha realizado la selección de personal, ni especificar si había alguna orden del ayuntamiento calpino  de contratar personal exclusivamente calpino. Ni en Creama ni en Labora existen ofertas relativas a los puestos de controlador. ¿Cómo pueden saber que la contratación realizada por la empresa multiservicios es mejor que la de Conselleria si manifiestan desconocimiento de cómo se hizo?

Los detalles del proceso de selección del que presume públicamente la alcaldesa de momento seguirán siendo un misterio, tanto el concejal de playas como la alcaldesa niegan rotundamente haber participado en el mismo ni haber tramitado ningún currículo, manifestaciones que chocan con los testimonios de muchos jóvenes que aseguran haber entregado su currículo en el ayuntamiento o a personal perteneciente al mismo.

Por nuestra parte seguimos apostando que la contratación directa por parte del Ayuntamiento podría haber creado hasta 30 puestos de trabajo durante la época estival. Con un coste para la empresa de unos 2000€ se podrían pagar 30 nóminas de 1200€ durante 3 meses, incluyendo uniformidades, móviles y EPI. El PSOE en su día propuso un plan de empleo para poder mitigar los efectos de la crisis económica derivada del COVID pero el Ayuntamiento optó por realizar la contratación a través de una empresa multiservicios escudándose en el estado de alarma.

La unilateralidad y la falta de transparencia en las gestiones de empleo lanzan un mensaje negativo hacia la ciudadanía, alimentan la creencia de que “se lo reparten entre unos pocos” y aumentan la desafección hacía la clase política. Desde el PSOE trataremos de esclarecer la situación y no perdemos la fe de que se explique a los calpinos tanto el proceso de selección de las plazas de controlador como el desglose de 188.000 euros de dinero público invertido.

La alcaldesa aprovecha cualquier ocasión para criticar el consell, una actitud disruptiva que busca la notoriedad política (y un posible ascenso) entre los populares de la provincia. No olvidemos que esta política de enfrentamiento viene heredada de su antecesor, César Sánchez, cuya actitud obstruccionista lo único que consiguió fue retrasar 8 años la licitación de las obras del segundo instituto de Calp.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *