La Alcaldesa de Calp niega a la oposición el acceso a las facturas del Ayuntamiento

En un escrito de 10 páginas la alcaldesa deniega al PSOE el acceso al registro de facturas alegando que este sería excesivamente general e indiscriminado, además de periódico y poco controlable

  • Se contravienen con ello las leyes de transparencia y de participación que garantizan la función de fiscalización y control de la actividad municipal
  • El motivo podrían ser pagos realizados por el Partido Popular en las recientes campañas electorales a cargo del Ayuntamiento
  • El PSOE insistirá en realizar su trabajo de oposición para que los ciudadanos sepan en qué se gasta su dinero

El pasado mes de septiembre se solicitó tener acceso al registro de facturas del Ayuntamiento de Calp para poder controlar la ejecución del presupuesto y así cumplir con la función de fiscalización y control de la actividad municipal que se le encomienda al grupo de la oposición.Hasta la fecha, las facturas se encontraban a disposición de los concejales en horarios restringidos en el área de secretaría, pero con la introducción de la factura electrónica los registros de entrada son virtuales.

La secretaria municipal cita que para poder acceder a esta información se requiere la autorización expresa de la Alcaldesa y que es posible la negación del acceso para proteger derechos fundamentales, intereses generales del Ayuntamiento o evitar perjuicio a la seguridad ciudadana. En virtud de esto se motiva la denegación al  acceso a los datos solicitados de esta forma:

[…] podría suponer una vulneración de la normativa reguladora de aquellos datos personales, dadas las posibles fallas o quiebras de seguridad que puedan producirse en el dispositivo desde el cual se acceda al sistema.

No vamos entrar a valorar la motivación más alá de lo hilarante que resulta, pero podría ser de difícil defensa ante un tribunal y tener consecuencias indeseables para la primer edil.

Ya en el último pleno la Alcaldesa se mostró visiblemente molesta con el trabajo de la oposición, que a su criterio “colapsaba el Ayuntamiento” con sus solicitudes de información. A todo esto hay que decir que el grupo municipal socialista recibe mensualmente, y sin problemas, un listado de los registros de entrada del Ayuntamiento y un inventario de los decretos y resoluciones de alcaldía. Pero las facturas, por lo visto, son otra cosa.

Las facturas que entran en un Ayuntamiento son parte de la ejecución ordinaria del presupuesto, por tanto publicas y fiscalizables. Una razón plausible para la denegación, no serían la seguridad ciudadana, ni los intereses generales, sino la existencia de facturas que evidencian pagos por gastos de campaña electoral o de trato clientelar, que pudieran ser “incómodas” para la actual alcaldesa y sus socios de gobierno. 

El Ayuntamiento bajo el mandato de César Sánchez instauró un política de gastos desorbitados en publicidad institucional y campañas de internet sin informes de impacto ni justificaciones. Además, en Calp son frecuentes los reparos del interventor por “subvenciones encubiertas” a diversas entidades y de gastos realizados “sin informe de contratación”. El PSOE considera que la labor fiscalizadora es más que necesaria.

Con todo esto sobre la mesa no faltan motivos para requerir los reconocimientos de obligaciones y los decretos de pago, el PSOE local recurrirá la decisión a al vez que condena la actitud obstruccionista de la corporación. Nuestra voluntad es hacer un trabajo constructivo de oposición para mejorar el funcionamiento institucional, con la actitud adoptada por la Alcaldesa no se mejor la imagen pública del Ayuntamiento ni la suya propia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *