La concesión de la Zona Azul se queda en el aire

A la alcaldesa se le escapa en la sesión de control que a partir del próximo día 25 de octubre la concesión caduca y que el estacionamiento en Calp dejará de estar regulado.

  • El equipo de gobierno se niega a explicar el porqué no había previsto un nuevo concurso para licitar el estacionamiento regulado
  • El Ayuntamiento tampoco aclara si se presentará como acusación en el presunto fraude de la Zona Azul
  • Desde el PSOE se critica la falta de previsión sobre un tema tan sensible como la escasez de plazas de aparcamiento

En el pasado pleno ordinario de Octubre (ayer 14 de octubre), la alcaldesa dejó caer de soslayo que la concesionaria, que ya había agotado las prórrogas dejaría de regular la zona azul y que el estacionamiento de Calp sería libre.

En el turno de ruegos y preguntas, en el debate sobre la Zona Azul y los recientes acontecimientos que sitúan la concesionaria en una investigación criminal, la Alcaldesa Ana Sala admitió que no se había previsto un nuevo pliego y que éste tardaría en llegar.

En el mismo turno de preguntas, el equipo de gobierno descartaba la remunicipalización del servicio por carecer de efectivos para este propósito. A su vez, desde la oposición se hizo hincapié de que  el Ayuntamiento incluyera en el pliego, aún no redactado, dar opción que la futura concesionaria pudiera subrogar los actuales empleados.

Desgraciadamente no se dió ninguna explicación de por qué el equipo de gobierno no había previsto un nuevo pliego. La caducidad de la concesión no debería haberles pillado por sorpresa, aunque la investigación criminal sí lo hizo.

Si bien a partir del día 25 de octubre el aparcamiento dejará de estar regulado y será gratuito, la pérdida para las arcas municipales en concepto del canon y el descontrol en las zonas comerciales será considerable. Los comerciantes notarán que la falta de fluidez a la hora de aparcar menguará el público de paso, también los vecinos verán como los estacionamientos prolongados saturarán las zonas que se lograban descongestionar con la regulación del estacionamiento.

Desde el PSOE nos sorprendemos de la falta de previsión por parte de un equipo de gobierno que se autoproclama trabajador y previsor cada vez que tiene la ocasión. Entendemos que las constantes campañas propagandísticas que se realizan en Instagram y Facebook forman parte de la acción de gobierno. Aunque todo ello se queda en un postureo irresponsable con hecho como este.

Si no se entiende la falta de una previsión ante la finalización del servicio, menos aún se entiende que el Ayuntamiento no quiera presentarse como acusación particular para defender los intereses de los calpinos y los de la propia institución, que se ha beneficiado “accidentalmente” de la presunta mala praxis de la empresa concesionaria.

A partir del próximo día 25, los calpinos volverán a aparcar libremente, igual la dejadez del equipo de gobierno nos sirve para darnos cuenta que la zona Azul es prescindible al igual que lo ha sido en Teulada Moraira.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *