Clase política sin Clase.

Cargos del PP demostrando zafiedad e ignominia ante personas de la calle ejerciendo su legítimo derecho a la protesta. No es la primera vez.

En el año 2012 fue la hija del condenado Carlos Fabra quien insultó a los desempleados (“Que se jodan”, dijo).
El sàbado pasado la Secretaria de Estado de Comunicación fue más allà cuando unos pensionistas increparon a Rajoy a su llegada a Alicante. Poco le importaba a Carmen Martinez — que es como se llama tan educada y locuaz cargo del PP –que aquellos mayores reclaman pensiones dignas: “con que ganas les daría un corte de mangas de cojones; os jodeis”, son las palabras con las que se despachó la susodicha.
 “con que ganas les daría un corte de mangas de cojones; os jodeis”
Pero hay que ser comprensivos con ella: con su sueldo superior a 100.000 euros al año imagino que no entenderá que haya gente “llana” que pase horas al sol, sudando, para reclamar un aumento de la pensión … o el derecho a una educación pública para los jóvenes … o una sanidad universal; ella no entiende de esas cosas, pues tiene sus planes de pensiones privados, sus seguros privados de sanidad y sus hijos irán a universidades privadas para que salgan tan educados y finos como ella. De allí es de donde parece venir ese continuo desprecio por los público, no conocen el mérito ni el esfuerzo a la vez que manifiestan odio hacia la gente honrada, llevan generaciones viviendo en una burbuja pagada por dinero público.
  “yo sirvo al pueblo”, dicen, pero piensan “yo me sirvo del pueblo”, 
Es la doble moral del PP: “yo sirvo al pueblo”, dicen, pero piensan “yo me sirvo del pueblo”, y guardan distancias con nosotros porque no somos de la misma “clase social” que ellos. Y a mucha honra, pues ahora más que nunca quiero marcar distancias con este tipo de gente sin valores éticos ni dignidad (si la tuviese ya hubiese dimitido). En momentos de necesidad como los que ha provocado la crisis cabe esperar más altura política y más cercanía empática de los dirigentes; que luego les extraña recibir abucheos.
No me extrañaría que, de haberse personado alguna autoridad del gobierno local a la manifestación del pasado Domingo 6 en la Plaza de Colón de Calpe hubiera sucedido algo parecido. Aunque después de intentar prohibir y boicotear el acto, no apareció nadie del gobierno local. El profundo desprecio, no es sólo por lo público, es también con el público, contra cualquier persona que manifieste pensar diferente. No se aceptan críticas y se promueve el pensamiento único entre sus filas. Mientras, se acumulan las muestras de soberbia hacia segmentos cada vez más nutridos de la sociedad (pensionistas, sanidad, educación, funcionarios, mujeres, estudiantes, dependientes, parados, autónomos…), el sentir de unidad de los despreciados nos hace cada vez más fuertes a la vez que nos sentimos unidos frente la idea común de que un País sin agravios es posible.
En casos como éste, hago mías las palabras de mi admirado, y siempre recordado, Labordeta.
Marco Bittner
Secretario General
PSPV PSOE Calp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *