La ingenuidad (o la arrogancia) al poder

El nuevo concejal, y líder de Cs. Local hace alarde de ser la fuerza política que traerá la regeneración a la política calpina.

            Para regenerar la vida política no duda en asociarse con el partido mas corrupto de la comunidad valenciana, inmerso en casos como “Aguas de Calpe” “Caso Brugal” con su derivada calpina, y el “Caso cementerio” solo por poner un par de ejemplos, sin olvidar la reciente denuncia por irregularidades electorales, que ya veremos que consecuencias tiene.

             A tal fin se hace cargo de la concejalía de ordenación del territorio, vulgarmente conocida como urbanismo, origen de graves conflictos y numerosos casos de corrupción.

             También presidirá el concejo de administración de Aguas de Calpe, donde aun sigue vigente una de las estafas cometidas contra el pueblo calpino.

            A su vez promete fiscalizar toda la acción de gobierno del PP, procurando la transparencia y corrigiendo años de partidismo, amiguismo, clientelismo y varios  “ismos” más.

            Toda esta improba tarea se realizara partiendo desde un acreditado desconocimiento de los vericuetos de la administración y nula experiencia, no solo de la gestión publica, si no del funcionamiento del ayuntamiento.

            Otro párrafo merece la compañía de la que se vera rodeado, nueve concejales del partido popular, muchos de ellos con varias legislaturas a sus espaldas y expertos en utilizar todos los ardides y trampas posibles para lograr sus objetivos, auxiliados por algunos “técnicos” municipales que lo son por sus vinculaciones familiares o partidarias, o que accedieron al cargo en oposiciones, cuando menos sospechosas.

            Por ultimo, pero no menos importante, se deberá enfrentar a los verdaderos “amos del cortijo”: los promotores inmobiliarios, algunos de ellos devenidos en hoteleros, que defienden con todos los medios a su alcance, con pocos escrúpulos de legalidad, no digamos  ya de moralidad.

            Frente a esta maquinaria bien engrasada por veinte años de funcionamiento, se sitúan los concejales de Ciudadanos, fieles a las ordenes de su partido, prefiriendo dar soporte a quienes quieren remplazar en el espectro político de la derecha, en una supuesta regeneración democrática,  antes que  que apoyar un gobierno de coalición, con diferentes actores del espectro político, con ideas diversas, pero con respeto por el diferente, donde con seguridad se valoraría cada propuesta con seriedad y lealtad.

            Estos dos concejales inexpertos, a merced de los populares, se parecen no ya al lobo cuidando de las ovejas, sino a la  oveja pretendiendo cuidar de una jauría. Esta situación solo se puede entender desde la ingenuidad de la ignorancia de cuales son las presiones a las que se verán sometidos, o desde la arrogancia de pensar que solos, podrán enfrentarlas.

            Espero que triunfe en su empeño, tantas veces declamado, de regenacion política, o que no tarde en darse cuenta de su imposibilidad, y en consecuencia rectifique.

Gabriel Dejtiar
Miembro de la Comisión Ejecutiva Local

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *