Una de romanos en la Casa Roja de Calpe.

Si no fuera por la seriedad que implica el asunto, podría llegar a hacernos gracia a todos, pero el trasfondo es bastante serio y delicado como para tomárselo a broma.

Durante los últimos dos años, la Casa Roja se ha relacionado, mediante diferentes notas de prensa, con el Alzheimer.

 Cuando se convive con una persona enferma de Alzheimer, este tipo de noticias despiertan un enorme interés para los afectados y sus familiares. Pensar que Calpe podría contar con una unidad de Respiro Familiar destinada a enfermos de Alzheimer era una noticia muy esperada y suponía un gran alivio para muchos vecinos de nuestro municipio.

A principios del 2021, la Generalitat Valenciana pone en marcha un Plan de actuación ( 2021-2025), con una importante dotación económica para mejorar los servicios socio-sanitarios de la Comunidad Valenciana. 

Es, en ese momento, cuando salta la noticia y se anuncian por parte del ayuntamiento, la puesta en marcha del proyecto de creación de una Unidad de Respiro para enfermos de Alzheimer en la Casa Roja de Calpe.

El 27/1/2022, nos enteramos que las obras de adecuación de la Casa Roja ya están finalizadas y que se está preparando el pliego para contratar a la empresa que gestionará el servicio. Los afectados por la enfermedad de Alzheimer y sus familias comienzan a albergar la esperanza de que la Unidad de Respiro es ya una realidad. Se dice más aún, se contempla la posibilidad de adecuar y ampliar las instalaciones para acoger un Centro de Día.

El año 2022 transcurre sin que se abra la puerta de la mencionada Casa Roja, incluso se ve cómo sus instalaciones y su equipamiento que permanece a la intemperie se deteriora. El desaliento para las personas que necesitan ese apoyo es inmenso. La enfermedad avanza y sin ayuda especializada es muy difícil contenerla.

Las preferencias de la alcaldesa y su equipo quedan al descubierto:   Entre el ejército romano de hace 2000 años y nuestros enfermos de Alzheimer la Señora Salas prefiere jugar a los soldaditos. Su sentido de las prioridades se confirma una vez más. La indignación de las familias afectadas es perfectamente comprensible.
Las preferencias de la alcaldesa y su equipo quedan al descubierto: Entre el ejército romano de hace 2000 años y nuestros enfermos de Alzheimer la Señora Sala prefiere jugar a los soldaditos. Su sentido de las prioridades se confirma una vez más. La indignación de las familias afectadas es perfectamente comprensible.

El 12/9/2022 se propone al pleno de ayuntamiento aprobar un Reglamento de Régimen Interno para el funcionamiento de un Taller de apoyo a familiares y cuidadores de personas con Alzheimer y otras demencias. Esto, en concreto, no es nada y eso es lo que hay a día de hoy NADA.

Tampoco se tiene noticia del mencionado Centro de Día para mayores, sin ahondar en más detalles y en las exigencias de Consellería, hasta el momento no hay nada de nada.

Los ayuntamientos de nuestro entorno Denia, Gata, Altea tienen sus proyectos en marcha, algunos ya en funcionamiento. Ya se ha superado el ecuador de Plan Convivint 2021-2025 y de momento, en Calpe no hemos visto ningún resultado.

El 2022 está a punto de terminar y en las instalaciones de la Casa Roja se va a hacer una recreación histórica de un campamento militar romano. No dudo que será muy interesante y emotivo.

Los enfermos de Alzheimer seguirán en sus casas, al cuidado de sus familiares mientras la enfermedad avanza y se van borrando sus recuerdos.

ITZIAR DOVAL
Secretaría de Sanidad, Bienestar Social y Salud Mental

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *