URBANISMO Y PROYECTO INTEGRADOR

Hubo un tiempo en el que las Concejalías municipales de cada área realizaban su trabajo con cierta autonomía, e incluso, celosos de sus competencias, llegaba a convertirlas en compartimentos estancos sin apenas interrelación de unas con otras. Estos últimos años la tendencia apunta a la integración cada vez mayor de las actividades y a un reforzamiento consecuente de la transversalidad de la actuación pública local. Esa tendencia aumentará paulatinamente motivada por la generalización de la necesidad de pensar de manera integrada cada proyecto, necesidad que tiene su origen en un nuevo estilo de sentar las bases de las actuaciones que trascienden el ámbito municipal. La cultura administrativa actual exige esa manera de pensar las cosas, y el acceso a los fondos autonómicos, nacionales y europeos pasa por una integración cada vez mas estrecha de las diversas partes (equipos, medios humanos) que intervienen en una iniciativa cualquiera. Esta disciplina es cada vez mas frecuente en nuestros Ayuntamientos en lo que respecta a ciertas áreas municipales, pero sigue siendo tradicionalmente ajena a la urbanística.

En Calp, se abrirá de la mano del PSOE una estupenda oportunidad para profundizar en este terreno, sometiendo las propuestas urbanísticas a una mayor integración con las demás actividades municipales. El objetivo es claro: reforzar la economía local calpina y aumentar la calidad de vida de la ciudad. Para ello, será muy útil que las Concejalías responsables de áreas concretas de actividad –especialmente la de Urbanismo- puedan sumar sus esfuerzos como equipos multidisciplinares, que se coordinan a través proyectos integrados que participen de la cultura administrativa a la que antes hacíamos referencia.

En consecuencia, el planeamiento urbanístico de una ciudad no debe limitarse exclusivamente a la ordenación del suelo, de su estructura urbanística, clasificación, calificación, alturas, usos, etc., etc., de manera aséptica y apolítica, como afirman algunas “lumbreras” urbanísticas. El planeamiento debe ser el resultado de un estudio previo concienzudo, bien diagnosticado, con perspectiva de futuro y sentido democrático, que responda a las necesidades sociales, económicas y culturales de la ciudad, siendo necesaria la participación de todos los agentes que intervienen en estos aspectos. Si el resultado es un planeamiento certero, nos dotaremos de una importante herramienta de activación de estos conceptos antes aludidos.

El vigente PGOU de Calp, data del año 1998, han pasado muchos años de adaptaciones y parches que respondían más a intereses privados que al bien público y esta ciudad necesita de una nueva herramienta de gestión urbanística, moderna, democrática, educadora y respetuosa con el medio ambiente. Para ello es fundamental la participación de la ciudadanía y un fuerte compromiso político de los responsables municipales, tanto del Gobierno como de la Oposición, que afronten con valentía y flexibilidad inteligente decisiones, que pudieran resultar impopulares para algunos sectores sociales, generalmente los llamados poderes fácticos, pero esa firmeza será la consecuencia de una visión global, sincera y estratégica del interés público, lo que es decir; de los ciudadanos y ciudadanas.

José Luis Ureña González
Secretaría de Infraestructuras, Vivienda y Urbanismo Sostenible.
Agrupación local PSOE de Calp.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *