Opinión

Se acaban la vacaciones judiciales para el PP calpino

El curso judicial se inicia con la polémica renovación del órgano rector de los jueces, en Calp, con un rejilla de juicios y casos pendientes del Partido Popular.

Después de las vacaciones veraniegas, empieza el curso escolar, el político y el judicial. Por motivos obvios en Calp han empezado a trompicones el año escolar, culpando al consell por la mañana y destituyendo a la concejal por la tarde. Mientras que enfrentamos la recta final del mandato municipal con un trile improvisado de concejalías, a nivel judicial, el curso, se presenta mucho más interesante.

“La paz verdadera no es solamente la ausencia de guerra, es la presencia de justicia”

El balance de casi 25 años de gobierno Popular nos deja con una serie de casos estrella, donde el gran perjudicado siempre es la ciudadanía, en cuanto a que las cuantías que desaparecen, acaban siendo compensadas por las aportaciones de los vecinos. Eso sí, bajo el pretexto de que se está politizando su gestión, el PP ha podido evitar con maestría asumir ningún tipo de responsabilidad tanto en las salas como en las urnas.

Por un lado, el eterno caso “Aguas de Calp” va por buen camino para cumplir la mayoría de edad. El litigio que se inició en el año 2005 ha contado con un escaso interés del Ayuntamiento y con todas las trabas posibles para eternizarse. Una jugosa reducción de condena por dilación indebida se puede tener por garantizada. La gente ya casi ni se acuerda y el PP local no tiene mucho interés hacer memoria del destino incierto de aquel millón de euros que presuntamente se pagó de más.

La estrella, sin duda, será la resolución del caso “Brugal”. El hecho de posponerlo para este otoño por falta de medidas COVID en la sala a principios de año, no ha hecho más que aumentar la expectación. Mientras la acusación acredita 4.285.998 € el perjuicio efectivo, otras fuentes valoran en 11.000.000 € el daño económico ocasionado al consistorio, este último, incomprensiblemente aún bajo mandato popular, no ha colaborado mucho para esclarecer las responsabilidades, ni para recuperar lo presuntamente desviado.

Eso sí, bajo el pretexto de que se está politizando su gestión, el PP ha podido evitar con maestría asumir ningún tipo de responsabilidad tanto en las salas como en las urnas.

No solo tenemos las piezas grandes, también contamos con algunos casos menos glamurosos que tendrán continuidad (o no) en el incipiente año judicial. Esperamos ver la decisión que pueda tomar la fiscalía referente al “Caso Cementerio”, aquel obsceno trasiego de cadáveres extranjeros que tenía lugar en el ayuntamiento, aderezado con la presunta falsificación documental que acreditaba un escrupuloso informe de la Guardia Civil.

También se ha quedado en el aire el Caso “Subvención encubierta”, la agencia valenciana antifraude acreditó la entrega injustificada de 30.000 € a un tour operador extranjero con un concurso confeccionado a medida para tal fin. Según el consistorio el asunto ha tenido archivo, pero quizás a la ciudadanía y a la fiscalía les interese que antes de esos 30.000 € ya se adjudicó diez veces esa cantidad (300.000 €) con un sistema parecido.

En otro momento hablaremos de urbanismo, hoy falta espacio para listar ejemplos de las dos varas de medir, de las licencias otorgadas, los caminos público ocupados, los campos de Golf, las rotondas y del trasfondo de aquella famosa sentencia de que desde el ayuntamiento“no dejaremos tirados a los propietarios“.

Pese a todo, la relación de Calp con la justicia seguirá siendo compleja, rápida para unos, más pausada, casi laxa, para otros. Difícil no observar que el bloqueo de CGPJ no solo responde a unos intereses políticos o mediáticos del momento, está en juego todo una forma de hacer política, desde la impunidad más absoluta, que ha marcado la historia reciente, pero también el futuro, del Partido Popular, calpino y nacional.

Marco Bittner
Secretario General PSPV-PSOE Calp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *